Este patio se sitúa justo bajo el Mirador de Lindaraja, del cual toma el nombre.

Al igual que el anterior, es un jardín de estilo italiano, fruto de las obras que el emperador Carlos V ordenó realizar.

La fuente que vemos en el centro, con la pila de mármol blanco, es renacentista.

Desde este patio podemos acceder a unas galerías que hay bajo el Mirador de Lindaraja.

Se trata de una curiosa estancia laberíntica, jalonada de columnas y arcos, que sostenían las habitaciones superiores.

Continuemos nuestro camino y seleccionaremos el siguiente paso cuando lleguemos hasta el Palacio del Partal.

Para llegar hasta éste, continuaremos nuestro camino hasta llegar a un gran estanque, a cuyos pies encontramos una edificación con un porche mirador.