Tras la pequeña escalera hemos llegado a un segundo patio de nombre olvidado, cuya puerta está enfilada con la anterior.

En esta puerta, habremos visto el símbolo de la llave y la mano.

El mismo que decora la Puerta de la Justicia.

Originariamente, este patio, contaba con una galería de arcos en los laterales.

Continuemos nuestro recorrido.