En nuestro camino por esta zona de la Alhambra, pasearemos rodeados de historia.

Bajo el suelo que pisamos, se encuentran los restos de antiguos patios y residencias de granadinos de tez oscura y lengua antigua.

Paseamos por la medina.

Pasaremos por la Acequia Real que traía hasta la Alhambra, el bien más preciado por los musulmanes; el agua.

Llegaremos hasta los restos del Palacio de los Abencerrajes.

Estos nos mostrarán una residencia palaciega, distribuída entorno a un patio con alberca.


Pasaremos también por la Puerta de los Sietes Suelos, uno de los cuatro accesos al recinto amurllado.


Finalmente, continuaremos por la Calle Real hasta llegar a los Baños de la Mezquita, incluido en el sector del Palacio de Carlos V.